Magia blanca

Hechizos Caseros Para Combatir la Depresión y Ser Feliz Todos los Días

La depresión es quizás la aflicción mental y psicológica más común de nuestros días. Nueve de cada diez personas padecen esta afección en mayor o menor grado. Eso no significa que los nueve sufran de un caso grave de depresión, ni que todos necesiten ayuda psiquiátrica. Pero si crees que padeces aunque sea un poco, es mejor buscar ayuda.

Aquí veremos algunos rituales sencillos para tratar casos menores de depresión o tristeza. Estos hechizos para la depresión también ayudarán a facilitar el trabajo de la terapia en casos más graves, pero se debe utilizar junto con la ayuda de un experto, siendo un psiquiatra, un psicólogo, un hipnoterapeuta, un acupunturista o el experto al que prefieras acudir.

Hechizos para la Depresión y Salud Mental

Hechizo para combatir la Depresión

Sal afuera durante el día y encuentra un árbol grande. Un roble es la mejor opción, pero cualquier árbol grande servirá. (Los árboles de hoja caduca son mejores que los árboles de hoja perenne para este hechizo contra la depresión).

Coloca la palma de tu mano proyectiva (derecha si eres diestro, izquierda si eres zurdo) sobre el tronco del árbol y di lo siguiente al árbol:

“Árbol bendito, mi hermano de madera, estoy en gran necesidad de tu curación. Me siento hueco por dentro, mientras mi depresión se aferra a mi corazón. Te pido que me ayudes, ayúdame a curarme de esto. Por favor, ayúdame a sentirme fuerte y sólido por dentro, ayúdame a ser feliz otra vez “.

Ahora, siéntate de cara al sol e inclina tu espalda contra el tronco del árbol. Cuando comiences a relajarte, siente cómo te derrites en el tronco y te vuelves uno con el árbol. Siente que tienes una rama, llena de follaje frondoso.

Siente cómo el rayo del sol golpea tu cara. Bebe la luz del sol Dios. Siente que su amor te llena, empujando tu tristeza dentro del árbol. Llénate de la energía del sol y permite que esto pase a través de ti también hacia el árbol.

Ahora eres parte del árbol; tú eres el arbol Siente la abrumadora sabiduría encerrada en tu madera, tus hojas. Siente todo lo que es ser un árbol.

Ahora, lentamente, sepárate del árbol y vuelve a ser humano. Inclínate hacia adelante y ponte de pie.

Mira de frente al árbol, y dale las gracias. Si tienes ganas, dale un abrazo!

Tú y el árbol ahora son uno; tú eres el árbol, y el árbol ahora eres tú.

Ama el árbol, y cuídalo. Cuanto mejor sea cuidado el árbol, más feliz serás a la larga.

Conviértete en uno con el árbol tantas veces como lo necesites realizando este ritual e intenta pasar tiempo con tu árbol siempre que puedas. ¡Háblale, cuéntale tus problemas y comparte tus alegrías!

Si alguna vez necesitas alejarte del árbol, explícale esto.

Cuando te mudes, encuentra un nuevo árbol. Además, si puedes, explícale a quien se mude al lugar en el que te encontrabas y pídele que cuiden especialmente de este árbol porque tiene un significado importante para ti.

Hechizo para tener un Yo Poderoso

Necesitarás:

  • 1 Vela blanca
  • 1 Vaso de agua

Hazlo durante la luna menguante, cualquier día de la semana

Enciende la vela blanca. Coloca el vaso de agua al lado y respira con calma hasta que estés relajado, luego repite la siguiente oración:

“Abro mi cuerpo y mente a la vibración de Dios y la Diosa;
a un momento de energía silenciosa
Libero lo que ha pasado
y no tiene poder en el futuro,
Reclamo mi fuerza interna
y abro mi mente al futuro,
Que yo pueda ser abrazado
por la curación del sol
mientras comienza su propio crecimiento,
Reclamo este poder con confianza y fe.”

Luego, siéntate en silencio por un momento (mientras miras la luz de las velas) y continúa respirando con calma.

Cierra los ojos e imagínate en un lugar pacífico, luego respira esa paz.

Abre los ojos (mientras continúas respirando), recuerda la calma que sentiste, luego cierra los ojos, visualizándote rodeado por una luz púrpura o un resplandor, eres feliz y completamente sereno, permanece con este sentimiento el mayor tiempo posible.

Luego abre los ojos y di:

“Como lo deseo, ¡así será!”.

Toma un trago del agua y apaga la vela.

Amuleto para combatir la Depresión

Este es un ritual diario para aliviar la depresión que puedes hacer con ayuda de un amuleto o talismán casero.

Toma un pedazo de cuarzo rosa del tamaño de una moneda o más grande. Átalo a una ramita de lavanda fresca con hilo blanco, rosa o azul claro. Consagra tu amuleto con el siguiente ritual:

Báñate y vístete cómodamente y luego enciende una vela blanca, rosa o azul claro. Si lo deseas, unge la vela con aceite de rosa o de lavanda antes de encenderla. Siéntate frente a la vela. Deja que su luz suave y la imagen de su llama danzante te calmen. Luego, toma el amuleto que has creado con la lavanda y el cuarzo rosa en ambas manos y di el siguiente conjuro:

“Lleno este amuleto con paz, esperanza y amor”.

Continúa sosteniendo el amuleto con ambas manos mientras enfocas la energía de amor y paz en él. Siéntate frente a la vela meditando sobre estas emociones durante el tiempo que quieras y, cuando te sientas preparado, apaga la vela. Si es posible, programa este ritual para que puedas ir a dormir por la noche inmediatamente después.

Después de cargar tu amuleto, siéntate en silencio con él durante al menos unos minutos todos los días. Despeja tu mente de todos los pensamientos y sostén el talismán en tu mano receptiva, dejando que su energía te calme y te llene de esperanza. Medita así durante el mayor tiempo posible.

Cuando no uses el amuleto, déjalo en tu altar o en algún otro lugar seguro, preferiblemente cubierto con un paño blanco, rosa o azul claro. La lavanda debe secarse y permanecer intacta, pero si se marchita o se rompe, simplemente reemplázala con otra ramita. Recarga tu talismán tan a menudo como lo desees. Puedes usar el ritual descrito anteriormente, o simplemente puedes dejarlo a la luz de la luna o cargarlo de alguna otra manera simple: el amuleto sabrá su propósito y tus intenciones después de su consagración inicial. Sin embargo, si vas a reemplazar la lavanda o cualquier otra parte del amuleto, puedes repetir el ritual de consagración por completo.

Hechizo para ser más positivo

Necesitarás:

  • 1 vela blanca
  • Hazlo en luna nueva.

Coloca la vela en tu altar. Abre tu círculo y llama a las Diosas. Visualiza la luna y di:

“Esta noche por la luna, Mañana por el sol
Haz que este poder se construya para que todo sea mejor.
Vela, arde para hacer mi voluntad
Tráeme la calma y la serenidad”

Deja que la vela se consuma por completo, preferentemente a la vista de la luna.

Hechizo para tener un buen día

Haz este hechizo a primera hora de la mañana para obtener mejores resultados. Necesitarás:

  • 1 un vaso de agua
  • Un espejo.

Párate frente al espejo y di en voz baja:

“Voy a tener un día realmente bueno,
Hoy todo irá bien.
¡Hoy va a ser un día grandioso!”

Coloca tu mano proyectiva (con la que escribes) sobre el vaso de agua e imagina que estás emitiendo una luz mágica blanca.

Ahora mírate a ti mismo en el espejo. Sonríe y di:

“Tomo en mí el poder de un día verdaderamente mágico”

Bebe toda el agua y termina el hechizo con las palabras:

“Bendito sea”

Ahora lávate y vístete como sueles prepararte para un gran día.

Hechizo para la confianza

Necesitarás:

  • 1 Piedra de ojo de tigre (amarilla)
  • Una vela blanca o dorada
  • Un poco de aceite de girasol
  • Incienso

Esto debe hacerse antes del amanecer.

Siéntate en una ventana abierta hacia el este o sal y siéntate en un lugar cómodo donde la salida del sol estará a la vista. Coloca los elementos frente a ti. Enciende el incienso y la vela. Pon la piedra en tu mano proyectiva. Medita sobre la situación para la que estás haciendo este hechizo. Mírate a ti mismo asumir ese desafío con confianza y facilidad. Si estás haciendo esto para propósitos generales, entonces visualízate como una persona segura de sí misma y / o valiente, sin temor a problemas diarios, ya que sabes que con una mente clara puedes resolverlo. Cuando el sol comience a asomarse sobre el horizonte, levanta la piedra y canta:

“Por el poder del sol naciente y por el poder del ojo del tigre
Mi confianza crecerá, mis temores morirán”.

Repite esto tantas veces como sea necesario, hasta que se afirme en tu mente. Luego, con el aceite de girasol, unge la piedra en él para darle poder adicional.

Lleva esta piedra contigo en situaciones que requieran cierta confianza.

Si debes hacerlo, frota la piedra para darte confianza extra en cualquier situación. Lee más aquí sobre piedras y cristales poderosos.

Otro hechizo para la confianza

Necesitarás:

  • Piedra amatista, hematita o rosa del desierto
  • 1 vela amarilla
  • Incienso de romero

Lleva una piedra de amatista, de hematita o de rosa del desierto; esto puede hacerse ya sea en forma de un colgante o joya, o en el bolso o bolsillo. Llevar cualquiera de estas piedras ayuda a aumentar la confianza.

Haz este hechizo por tres noches durante la luna creciente. Enciende una vela amarilla y coloca la piedra que has elegido frente a la vela. Enciende incienso de romero. La meditación es buena para este ritual si lo deseas. Visualiza cómo es tener confianza y cómo obtienes la fuerza que necesitas.

Canta tres veces:

“Creciendo más fuerte con la luna
Esta noche te pido una bendición
Con la llama de esta vela y esta piedra como la llave
Mi confianza vuelve a mí y estará en mi corazón.”

Hechizo para la confianza y contra la angustia

Necesitarás:

  • Mezcla de inciensos: olíbano, benjuí, cáscara de naranja, pétalos de rosa.
  • 1 vela amarilla dorada

Hazlo durante la luna llena.

Dibuja tu círculo de protección y haz silencio. Imagina un calor dentro de ti, reuniéndose detrás de tu ombligo y gradualmente extendiéndose hacia afuera para que todo su cuerpo se sienta cálido y brillante. Enciende una vela amarilla o dorada y di:

“Que mi confianza interior brille como la llama de esta vela
Que sea una llama siempre ardiente dentro de mí
Que crezca como la luna y, habiendo alcanzado la plenitud,
Permanezca constante como la estrella del norte.
A medida que esta vela arde y se transforma,
Entonces mi confianza interna se vuelve completa
Amén.”

Cuando estés listo, cierra tu círculo y finaliza el ritual. Puedes colocar la vela en un lugar seguro para que siga ardiendo o volver a encenderla cada día hasta que se consuma por completo.

Hechizo para la Felicidad

Necesitarás:

  • 1 vela azul
  • 1 vela blanca
  • Una foto de tu infancia donde estés feliz

Enciende las velas, medita en la imagen y di:

“Amor, Calidez y Felicidad. La tristeza se habrá ido, la inocencia regresará.

Canta esto hasta que te sientas mejor.

Hechizo para librarte de la ira

Agrega tres cucharaditas de hojas de menta a una taza de agua hirviendo. Deja que el té repose durante seis minutos e inhala el vapor a medida que el té se mezcla. Cuela las hojas, endulza con miel y canta lo siguiente sobre el té:

“Apaga mi ira, hierba de menta.
Dulce miel, tráeme de vuelta.
Mi actitud, te pido, cambiará.
Echa la furia de este lugar”.

Bebe el té y siente cómo tu ira se evapora. Lee más aquí sobre té e infusiones poderosas.

Hechizo para el amor propio

Necesitarás:

  • Un espejo, lo suficientemente grande para que puedas ver tu cuerpo y tu cara en él.
  • 4 velas blancas
  • Incienso de rosa o aceite esencial de rosa en un quemador de aceite

Coloca las velas de modo que cuando esté sentado en el piso, haya una frente a ti, una detrás de ti y otra a cada lado. Enciende las velas y apaga todas las luces. Enciende el incienso y mírate al espejo. Mientras miras tu reflejo, visualiza todas tus características y date cuenta de lo hermoso/a que realmente eres. Si puedes ponerte de pie y seguir viendo todo tu cuerpo, eso es bueno, si no, continúa sentado. Al mirar cada parte de tu cuerpo, di en voz alta algo bueno sobre esa parte, por ejemplo:

“Benditos sean mis ojos, porque me gusta su color”

o

“Bendito sea mi pelo, porque brilla como mármol negro”

¡Recuerda decir algo bueno sobre las partes no tan bonitas de tu cuerpo también!

“Bendito sea mi vientre, que se sacude cuando me río”

Cuando hayas terminado de apreciar todo tu cuerpo, sonríe y di:

“Soy especial, ya que soy hijo/a de la Diosa,
Ella está dentro de mí, y alrededor de mí, estoy rodeado/a de amor.”

Termina el ritual haciendo una lista de todas las cosas maravillosas sobre ti, las cosas que te gustan de tu cuerpo, los talentos que tienes, los sueños que tienes, cualquier cosa que te guste de ti como persona, y coloca esta lista en algún lugar para que recuerdes completarla a menudo un poco más.

Share this Story

Suscríbete al blog por correo electrónico

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

A %d blogueros les gusta esto: